Madrid, 8/3/18. Cuando ellas dijeron basta

madrid 8/3/18. cuando ellas dijeron basta

el 8 de marzo de 2018 en madrid pasó lo que tarde o temprano tenía que pasar: que una mitad de la humanidad le dijo basta a la otra mitad que la lleva dominando demasiado tiempo.

 

Nuestra sociedad es un ente femenino; entiéndase bien, hoy en día es absolutamente necesario reestructurar los géneros tradicionales y ampliar la ridícula dicotomía masculino-femenino para dejarlo al menos en cinco: las versiones trans y cis del masculino y femenino, que ya cuentan por 4, y suponemos que algún neutro. Pero como el mundo evoluciona y cambia constantemente seguro que se nos puede criticar (con toda razón) nuestra ignorancia en el tema. Pero sin duda, la sociedad mayoritaria que nos rodea, al menos aquí en el centro de la península, siempre nos ha parecido que tenía una total e inequívoca tendencia femenina. España es una nación mujer (hablamos de España porque es el referente que tenemos desde aquí, la ancha Castilla en la que nos hemos criado, y no podemos hablar del resto de naciones que forman el territorio; aunque ya dejamos claro que no creemos mucho y no nos gusta demasiado ese concepto de nación). 

Total, que vivimos una sociedad femenina, y si alguien podría tener alguna duda, el pasado 8 de Marzo de 2018 ésta quedó totalmente despejada. 

El problema es que no la dirigen ellas. Nunca lo han hecho y siempre se ha notado. A pesar de que la sociedad les pertenece (o precisamente por que la sociedad les pertenece) y ellos lo saben, siempre se ha dedicado un esfuerzo brutal a que una mitad de la población tenga dominada a la otra mitad. Se han dado razones naturales, históricas, antropológicas, inventado historias, encendido miedos, alegado paranoias, creado mitologías y mil argucias más sólo con un propósito: que una mitad de la humanidad tenga controlada a la otra mitad.

Se puede pensar que haya habido civilizaciones, lugares o momentos de la historia en que no haya sido así, pero es muy cuestionable y serían sin duda la excepción.

Pero es que, haya ocurrido o no antes, era obvio que un día se diría basta, y que llegaría el tiempo en que sería inevitable esta revolución. Que un día la mitad de la humanidad despertaría y no habría vuelta atrás. Y que entonces el mundo estará completo.

Por supuesto estas cosas son complejas, no se producen a la misma velocidad en todos los lugares; no todas las sociedades alcanzan el mismo punto a la vez y no todas las situaciones evolucionan igual porque cada una tiene circunstancias específicas. El Universo no cambia de un estado a otro de forma uniforme en el espacio y en el tiempo, lo hace más bien en forma de grumos que se van concentrando y solidificando o comprimiendo como uno día hizo la materia para dar lugar a planetas, asteroides y donde se concentró con más fuerza estrellas en inimaginables explosiones.

Por supuesto que estuvimos en Madrid en la manifestación el día de la huelga feminista del 8 de Marzo de 2018. Y como no podemos evitarlo, estuvimos grabando para lo que será un proyecto que sea testigo de la explosión de esa supernova morada que llenó el centro de la ciudad y que, aunque puede ser lento y complejo, es sin duda un punto de inflexión hacia un nuevo mundo. Uno en el que toda la humanidad trabaje junta y en igualdad, aportando de forma lógica y eficaz lo que cada uno puede y debe aportar, porque eso es el feminismo y porque de aquí saldrá una nueva etapa evolutiva del ser humano y un avance increíble para nuestras vidas.

Queríamos ser testigos de ello y, claro está, dejar huella con un nuevo proyecto documental que algunos días antes empezamos a trabajar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *